Skip to main content

Full text of "Mensajero Valdense"

See other formats


















Digitized by the Internet Archive 
in 2018 with funding from 
Princeton Theological Seminary Library 


https://archive.org/details/mensajerovaldens5901unse 


i*ORTE- PAGADO 


Año V 


Enero 15 de 19*33 


Nújbi. 90 



Valúense 


Periódico quincenal de estudios y eco de las 
Colonias Valdenses del Río de la Plata 



SÜMARÍO: 


V 


Meditación. — Homenajea Jesucristo.— 
Sección de las Uniones Cristianas. — 
El cristiano en su casa. — Las impru¬ 
dencias que cometemos en la alimen¬ 
tación. — «Amor» es ¡o que necesitan 
los miembros de una iglesia. — La So¬ 
ciedad de Auxilios. — Armonía en la 
vida —La religión en EE. UU. — 
Ecos del Uruguay. — Ecos de la Ar¬ 
gentina. — Permanente. 


Administrador: EMILIO ROLAND 
COLONIA VALUENSE. - URUGUAY 

Suscripción anual adelantada $ 2.50 oro uruguayo 
o $ 6.00 m/n argentina 




n 

> X 





















































URUGUAY 


ARGENTINA 


Colonia Valdense— Alberto Jourdán y Sa¬ 
muel Malan. 

Artilleros— Julio Lnng. 

Barker— Emilio Rivoir. 

Cañada de Nieto—Abel Félix. t 
Colonia Elizalde — Juan Enrique Long. 
Cosmopolita—Enrique Beux. 

Estanzuela — Juan M. Bufia. 

La Paz-J. Pedro Oronoz. 

Hombúés d p La.valle—Enrique Pascal. 
Mtguelete—Jerah. Jourdán 
Montevideo—Emilio, Armand Ugón — Ta¬ 
cuarembó. 1072. 

Quintón—Emilio Gonnet. 

Riachuelo—David Barolin. 

San Pedro—José Negrín. . 

Tarariras—Pablo Salomón 
Colonia Suiza—Alfredo Róbert. 


Buenos Aires—Benson A. Prichard. 
Alejandra—Pedro Tourn. 

Colonia Belgrano y Rigby—Juan Constan- 
tin. 

El Triángulo—Augusto Gonnet. 

Las Garzas y Ocampo—Enrique A. Tourn. 
Jacinto Arauz—Daniel Bonjour Dalmás. 
Monte Nievas —José Ferrando. 

Rosario Tala—Ernesto Guigou. 

San Gustavo —Juan Barolín Cayru-. 

Villa Alba—Benjamín Long. 

Villa Iris--Augusto Negrin 
Venado Tuerto—Juan F. Gardiol. 

Colonias San Carlos Sud, Centro y Norte— 
Pedro Gardiol. 

Calchaquí—Sara Tourn. f 

ITALIA 


Agente y corresponsal: Sr. Julio Tron, pas¬ 
tor, 'Pomaretto (Valles Valdenses) Prov. 
Torino. 



En efectivo 

1,000 premios más, consistentes en un paquete de YERBA RIGO- 
LETTO, de un kilo cada uno. 

El sorteo se Verificará en la primera jugada de la LoteríA del Hospital 
de Caridad de Montevideo, del mes de Marzo de 

Eos cupones del IV' Concurso son válidos para,'“este 2.° Concurso. 


HAY EXISTENCIA EN TODOS EOS AEMACftNES 
















Año V 


Enero 15 de 1923 Núm. i>0 


Mensajero Valdeñse 

Director: LEVY TRON, J. Arauz (F. C. P.) R. Argentina 
Redactor: ERNESTO TRON—Colonia Valdense (Uruguay) 


MEDITACION 


Romped vuestros carñ- 
pos brutos. 

(Oseas, x. 12). 

El profeta hablaba a un pueblo 
de agricultores. En Palestina, el 
año se divide en dos estaciones: la 
estación calurosa y la estación llu¬ 
viosa. La primera dura de abril a 
noviembre; llueve poco o nunca. 
En noviembre algunos chaparro¬ 
nes anuncian la aproximación de 
la estación lluviosa, por lo cual los 
agricultores se apresuran a arar y 
sembrar. La lluvia bienhechora se¬ 
ría inútil en tierras incultas. Her¬ 
manos: sois agricultores y sabéis 
que lluvia y sol no podrían hacer 
producir un campo que no fuera 
arado y sembrado. En tiempos de 
carestía sería un crimen dejar, por 
haraganería, tierras incultas. Que¬ 
réis sacar lo más posible de vues¬ 
tras posesiones, por eso hay pocos 
pedazos que no produzcan todo lo 
que pueden dar. Lo contrario su¬ 
cede en vuestra alma; hay aquí 
mucha tierra inculta que podría 
ser fértil. Tiempo es de buscar al 
Señor... -Su lluvia está por caer; 
algunas gotas anuncian que es in¬ 
minente. Pero, arad vuestras tie¬ 


rras inculta^, preparaos para reci¬ 
birla, para que no sea inútil como 
si cayera sobre rocas. No penséis 
que nada tenéis que hacer: “pre¬ 
parad el camino del Señor”. Arad 
vuestras tierras incultas... He 
aquí algunas: 

La Biblia .—La leisteis, la estu¬ 
diasteis, por interés o por deber. 
Decís: la leemos diariamente. No 
hay capítulo que no hayamos leído 
varias veces. Ya no tiene para nos¬ 
otros cosas nuevas. Yo os pregun¬ 
to : ¿ qué provecho habéis sacado de 
vuestras lecturas? ¿Qué cosecha? 
¿Hallasteis la joya preciosa? Dios 
os la había dado para vuestra sal¬ 
vación, y, ¿hallasteis en ella vues¬ 
tra salvación? Miles de almas fue¬ 
ron llevadas al Señor por un pasa¬ 
je de la Escritura, y muchos capí¬ 
tulos no han podido llevaros a vos¬ 
otros todavía. ¿Por qué eso? No 
rompisteis convenientemente el 
suelo; no habéis arado hondo. 
Leisteis la Biblia como se lee un li¬ 
bro que instruye, que interesa, pe¬ 
ro no lo considerasteis como algo 
que os debe salvar. Tanto valdría 
dejarla a un lado. Mejor sería que 
fijaseis vuestra atención sobre un 
solo pasaje para escudriñarlo; se¬ 
ría más provechoso ese solo que 
todos los libros leídas hasta ahora. 
¡Ojalá araseis esa tierra liásta el 














18 


MENSAJERO VALLENSE 


presente inculta! Veríais qué abun¬ 
dante lluvia Dios derramaría so¬ 
bre vosotros... 

Otra tierra inculta: el culto .— 
Contestáis que vinisteis lo más po¬ 
sible y no inútilmente. Lo admito. 
Habéis venido regularmente por 
cuanto habéis podido, desde hace 
diez o veinte años. Y no es sin sa¬ 
crificio: algunos vienen de lejos; el 
tiempo no siempre está bueno. A 
veces llueve y gustaría quedarse 
en casa. No obstante habéis veni¬ 
do y os resfriasteis. A veces había 
barro y os quedasteis una hora con 
los pies en la humedad a riesgo de 
sentir más tarde dolor de gargan¬ 
ta. A veces el tiempo era caluroso 
y os costaba quedaros dentro mien¬ 
tras tan lindo hubiera sido estar 
fuera, a la sombra de los árboles. 
A veces eran parientes o amigos 
venidos para pasar unas horas jun¬ 
tos el domingo de mañana, y ¡ cuán¬ 
tas cosas a decir! Mas, tocó la ho¬ 
ra del culto y habéis dicho: hay que 
ir. Y eso, ¿por qué? ¿Para escu¬ 
char cantar himnos, a menudo mo¬ 
nótonos, oraciones que sabéis ya de 
memoria, oir cosas que no os inte¬ 
resan? ¿Cuál provecho es el vues¬ 
tro? Decís: no sentimos de haber 
venido; no nos pesa un resfrío, ni 
nuestra caminata. Y yo os vuelvo a 
preguntar: ¿qué motivos tenéis pa¬ 
ra estar contentos? ¿Qué cosecha 
de bendiciones habéis tenido? Por 
cada sacrificio Dios os quería re¬ 
compensar ricamente y no habéis 
recibido nada. ¿Por qué? Porque 
no habéis arado la tierra y la llu¬ 
via cayó sobre una roca. Es tiempo 
que aréis vuestras tierras, que el 
Señor envía su lluvia. No dejéis 


errar vuestra mente en cosas va¬ 
nas, pero concentradla sobre el 
mensaje de Dios para obedecerle. 
Buscad al Señor y lo hallaréis. 
Abrid vuestro corazón y El en¬ 
trará. 

Otra tierra inculta: la oración .— 
Decís: hemos orado, oramos dia¬ 
riamente para que Dios nos perdo¬ 
ne y nos dé la salud, deseamos las 
oraciones en los cultos. Y yo os 
pregunto: ¿qué os han dado vues¬ 
tras oraciones? ¿Habéis recibido lo 
que pedisteis? Contestáis: así cree¬ 
mos. Y yo os digo: es prueba que 
no habéis recibido aún nada. Si al¬ 
guien dice: creo que Fulano de Tal 
dará algo, es prueba que aún no 
ha dado. Así el que dice: creo que 
mis oraciones han sido oídas. ¡ Có¬ 
mo! ¿Habríais orado durante diez, 
veinte, cuarenta años, sin ser aten¬ 
didos?... ¿No tendríais nada que 
contar a ese respecto? ¿Dios os ha¬ 
bría engañado cuando dijo: “invó¬ 
came en los días de angustia y yo 
te libraré”? Y no dijo, también, 
Jesús: “Pedid y se os dará” y 
“Todo lo que pidiereis en mi nom¬ 
bre Dios os lo dará”? Si Dios no 
miente, entonces no habéis orado 
como se conviene. ¿Sabéis lo quedes 
orar? Habéis rezado oraciones co¬ 
mo un alumno «u lección. .. Encon¬ 
tráis linda la oración dominical. 
¿Por qué? Porque es breve, fácil 
de repetir sin meditarla. Os gus¬ 
tan las oraciones litúrgicas. ¿Por 
qué? Porque no os hacen sentir 
vuestros pecados y os permiten, lue¬ 
go de oir un sermón que os ha re¬ 
vuelto, volver a casa tranquilos, 
echando agua sobre vuestra con¬ 
moción. ¿Es eso orar? Podríais 


MENSAJERO VALDENSE 


19 


plisar vuestra vida haciendo esas 
oraciones sin disfrutar nada. En¬ 
tonces, trabajad mejor ese campo 
de ia oración. Pero, ¿sabéis lo que 
os puede dar! Todo: perdón, santi¬ 
ficación, curación, bendiciones... 
Todo. 

Otro campo inculto: el arrepen¬ 
timiento .—No habéis leído la Bi¬ 
blia, no habéis asistido a cultos sin 
notar que el arrepentimiento es el 
camino de la salvación; sin el arre¬ 
pentimiento no hay salvación. En¬ 
tonces, os pregunto con temblor : 
¿os habéis arrepentido! Decís: sen¬ 
timos que hemos pecado, hemos a 
menudo gemido, creemos que nos 
hemos arrepentido. ¿Entonces ha¬ 
béis recibido el perdón! El árbol 
se conoce por sus frutos. El arre¬ 
pentimiento que nos ha dado la paz 
no es el verdadero: el publicano se 
fué justificado... ¿Sois perdona¬ 
dos! Mas, ¿sabéis en qué consiste 
el arrepentimiento! No consiste en 
repetir que sois pecadores; eso, to¬ 
dos lo saben. Es reflexionar en 
vuestra vida pasada; es desterrar 
vuestros viejos pecados, que no ha¬ 
béis nunca confesado, ni reparado, 
ni son perdonados. Si lo hicierais, 
¡cuán larga sería la lista negra! 
Habéis robado todas las veces que 
habéis engañado a vuestro próji¬ 
mo; habéis mentido a Dios, a los 
hombres. Pensad en vuestra munda- 
nalidad! ¡ Cuántas veces habéis an¬ 
tepuesto a los intereses de Dios los 
vuestros! Pensad en vuestra hipo¬ 
cresía manifestando sentimientos 
que no teníais. Pensad en vuestro 
orgullo, en vuestra vanidad. Pen¬ 
sad en vuestros pensamientos del 
espíritu, en vuestros malos deseos, 


que Dios conoce. Y eso no es todo. 
Hay que pensar en el bien que no 
habéis hecho, en vuestra ingratitud 
hacia Dios. ¡ Cuán bueno ha sido El 
para con vosotros, y nunca habéis 
sido agradecidos! ¡ Cuán poco le ha¬ 
béis amado! ¿Acaso sois felices de 
hablar de El y hacer algo para ma¬ 
nifestar vuestro amor hacia El! 
Píabéis sido infieles en el uso de 
vuestro tiempo, dinero. No habéis 
Sentido la caridad que todo lo espe¬ 
ra, todo lo cree. Habéis hecho vues¬ 
tros intereses y no los del prójimo. 
Habéis criticado cuando hubierais 
tenido que animar. Hermanos: es 
necesario que consideréis detenida¬ 
mente vuestro pecado, no en su to¬ 
talidad, pero cada cual sin que nin¬ 
guno sea pasado por alto, sobre to¬ 
do el pecado vuestro predilecto. 
Hermanos: no podéis ir adelante 
, así. ¿Creéis que podríais ir al cielo 
con esos pecados! Estáis equivoca¬ 
dos; si vosotros sois indulgentes 
para con el pecado, el pecado no lo 
será para con vosotros. 

Otra tierra inculta aún: la consa¬ 
gración a Dios .—Sois sin duda fe¬ 
lices de hacer algo para el Señor, 
de hacer algún bien, algún sacrifi¬ 
cio. No miráis lo que dais para las 
obras cristianas. No es eso lo que 
quiero decir. Lo que cuenta es si 
habéis dado vuestro corazón. ¿No 
sabéis! ¿Acaso no sabéis si amáis, 
Fulano o Zutano! Amar es dar su 
cariño por completo a alguien, es 
hablar de él, trabajar para él, es 
amar los demás por él. ¡Qué paz 
concede Dios al qúe se da a El! Su 
amor le da todo lo que desea. ¿ Y lo 
aceptará Dios! Por cierto. “Dame 
tu corazón”. ¡Oh, si se lo diérais! 


20 


MENSAJERO VALDENSE 


¡ Olí, si se lo dierais todo, si todo lo 
pusierais en sus manos! Entonces, 
¡ qué lluvias grandes de bendicio¬ 
nes sobre vosotros!.. . (1) 

Pablo E. Lantaret. 


HOMENAJE A JESUCRISTO 


¿ Queréis daros ciuenta de la 
influencia de la, religión de Jesu¬ 
cristo en la civilización? Suponed 
por un momento que ella no baya 
existido nunca. Borrad, con la 
mente, todo lo que de ella subsiste 
en los tres dominios de la Belle¬ 
za, de la Verdad y del Bien. Em¬ 
pezad por las artes plásticas. En¬ 
trad en todos los museos y descol¬ 
gad de sus muros la imagen del 
Cristo; sacad las telas y las esta¬ 
tuas que representan a los santos,** 
a los mártires, /a los apóstoles. Des¬ 
pués de la pintura y la escultura; 
pasad a la arquitectura y a la mú¬ 
sica. Tachad del número de los 
compositores, a Baendel, Pales- 
trina, Bach y tantos otros más. 
Expurgad de la obra de Beetho- 
ven, de Mozart, de Pergolése, de 
Rossini, todo lo que ha sido ins¬ 
pirado por la religión cristiana. 
Dirigios luego a la esfera del pen¬ 
samiento y la poesía: suprimid a 
Bossuet, Pascal, Eénelon; quitad¬ 
le Polyenete a Comedle, Atala a 
Racine, Zaira y Alcira a Volt aire; 
perseguid el nombre de Cristo en 
los versos de Lamartine, de Víctor 


(1) Sermón predicado en Om- 
búes el 14 de Junio de 1896. 


Hugo, también de Musset. Toda¬ 
vía no es suficiente, haced un poco 
más. Destruid los hospitales, pues 
el primer hospital fundado en el 
mundo, lo ha sido por una mujer 
cristiana. Suprimid los San Vicen¬ 
te de Raúl. Borrad, en fin, borrad 
todos los rastros que ha dejado 
sobre la tierra la sangre salida por 
las heridas de Aquel a quien oigo 
a veces llamar: el colgado. Y des¬ 
pués de terminada la tarea, vol¬ 
ved la mirada hacia atrás. Abra¬ 
zad con un sollo golpe de vista los 
mil ochocientos años que quedan 
a vuestras espaldas, y mirad sin 
terror, si es que lo podéis, el va¬ 
cío inmenso que hace, al través ele 
los siglos, esa sola cruz de menos 
en el mundo. 

E. Legouvé. 

De la Academia Francesa. 
(De “L’Appel”). 


pensamiento 

“Es un momento terrible cuan¬ 
do el alma se presenta si queda 
aún algo de verdadero; cuando la 
vida ha perdido su significado y 
parece reducirse a la nada... No 
conozco más que un medio para sa¬ 
lir sano y -salvo de semejante ago¬ 
nía... Aún cuando todo lo demás 
se pusiese en duda, una cosa per¬ 
manece cierta; suponiendo que no 
haya ni Dios, ni vida futura, aún 
entonces, mejor es ser generoso 
que egoísta, mejor es ser casto 
que impuro, mejor es ser sincero 
que falso, mejor es ser valiente 
que cobarde... ”. — F. W. Ro- 
bertson. 








MENSAJERO VALDENSE 


21 


SECCION DE LAS UNIONES 
CRISTIANAS 


El segundo Congreso de las 
Uniones Cristianas de Jóvenes 
que forman parte ele la Federa¬ 
ción Ríoplatense es convocado pa¬ 
ra los días 25, 26 y 27 de febrero 
próximo, en el Riachuelo, con el 
programa siguiente: 

1 Culto de apertura, presidido 
por el señor Ernesto Tron, a las 9, 
en la capilla del Riachuelo. 

2 Principio de las sesiones a la 
hora 15 r con la constitución del 
Congreso, bajo la presidencia de 
]a Comisión Directiva de la Fede¬ 
ración. 

3 Informe de la Comisión Direc¬ 
tiva con un resumen de los infor¬ 
mes de todas las Uniones Cristia¬ 
nas que forman parte de la Fede¬ 
ración. 

4 Informe especial de la obra 
realizada por nuestro predicador 
itinerante señor Santiago Pontet. 

5 Primer tema de discusión: 
“Qué actitud deben asumir las 
Uniones Cristianas con respecto al 
baile”. Introducirá este tema el 
señor Pablo Salomón. 

6 Segundo tema de discusión: 
“Necesidad de tener un Regla¬ 
mento común para todas las Unio¬ 
nes Cristianas”. Introducirá el 
tema el señor Emilio Roland. 

7 Tercer tema de discusión: Có¬ 
mo las Uniones Cristianas pueden 
ayudar a la Iglesia y ser útiles al 
ambiente en el cual actúan. Intro¬ 
ducirá el tema el señor Ernesto 
Tron. 

8 Propuestas y comunicaciones. 


9 Nombramiento de la Comisión 
Directiva, del socio corresponsal y 
del Delegado a la conferencia de 
las Iglesias. 

El martes 27 de febrero se rea¬ 
lizará la clausura del Congreso con 
un culto al aire libre por la maña¬ 
na; por la tarde del mismo día se 
realizará una reunión social entre 
los socios de las distintas Unio¬ 
nes Cristianas. 

Esperamos mucho de este segun¬ 
do Congreso. Debemos aportar a 
él la mejor buena voluntad, un es¬ 
píritu de profunda devoción y un 
sincero deseo de dar un paso 
adelante en la práctica de nuestro 
deber. No olvidemos, de orar mu¬ 
cho para que Dios derrame sobre 
nosotros sus más preciosas bendi¬ 
ciones y nos guíe con su espíritu 
en todos nuestros esfuerzos v en 

"S 

nuestras' discusiones. Debemos vol¬ 
ver del Congreso mejores de lo que 
hemos ido; debemos volver más 
entusiastas, más alegres, más de¬ 
cididos para la lucha contra el mal 
y por el bien. 

E. T. 


EL CRISTIANO EN SU CASA 


(Véanse los números 87 y 88) 

Consideremos má,s detallada¬ 
mente lo que caracteriza esta ínti¬ 
ma relación del casamiento, acor¬ 
dándonos siempre que la unión de 
Cristo con la Iglesia es la medida 
y ejemplo de ella. 

Por el casamiento quedan dos 





22 


MENSAJERO VALDENSE 


personáis unidas en sagrado y per¬ 
petuo lazo. “Por esto dejará el 
hombre a su padre y a su madre, 
y se allegará a su mujer.” (Efe- 
sios, capítulo 5 y versículo 31). Te¬ 
nemos aquí más que una mera aso¬ 
ciación; se trata de una perfecta 
identificación de personas. La mu¬ 
jer no solamente pertenece al hom¬ 
bre, sino que es considerada por él 
como parte de su ser. “El que ama 
a su mujer, a sí mismo ama” 
(Efesios 5, vers. 28). Esta profun¬ 
da verdad bien merece nuestra me¬ 
ditación. Compenetrándonos de to¬ 
do lo que ella significa, nos alejare¬ 
mos de la baja idea de que el ma¬ 
rido y la mujer tienen intereses 
diversos, y, por consiguiente, di¬ 
versos sentimientos. Por lo contra¬ 
rio, esta unión implica una perfec¬ 
ta armonía de intereses. Los cón¬ 
yuges todo lo resuelven y efectúan 
de acuerdo. El marido no toma re¬ 
solución alguna sin tratarlo antes 
con su esposa, y ésta le consulta en 
todas las cosas. 

La mutua simpatía desenvuelve 
entre ellos inclinaciones que en 
otro tiempo no existían. La mujer 
se interesa por el trabajo del ma¬ 
rido, no por baber adquirido gus¬ 
to en el oficio, sino porque és el 
oficio de él. El marido piensa en 
los servicios domésticos, no como 
habiendo de ocuparse en ellos, si¬ 
no porqué’ocupan 1.a vida cotidia¬ 
na de su esposa. Y, como resultado 
de esto, se hallan tan familiariza¬ 
dos con los sentimientos y gustos 
mutuos que se hace innecesario pe¬ 
dir, y mucho menos con insistencia, 
lo que desean. “Nosotros nos en¬ 


tendemos he aquí como ellos ex¬ 
presan esta unidad de espíritu. 

Además de esto, el marido con¬ 
sidera a su esposa como exclusiva¬ 
mente suya. “Yo soy de mi amado , 
y mi amado es mío”, (Cantares, 
capítulo 6, vers. 3), es su lenguaje. 
Parai con los demás puede ella te¬ 
ner respeto, atenciones o amista¬ 
des; pero hacia él siente un cariño 
mucho más profundo, un senti¬ 
miento especial y particular. El 
sabe que no hay en el mundo ente¬ 
ro persona alguna que ocupe en el 
corazón de ella el lugar que le per¬ 
tenece como marido, y, por eso, la 
trata con el reconocimiento que tal 
distinción produce. Lo que a ella 
ofende, le ofende también ai él, y lo 
que a ella, le agrada, también a él 
le agrada. Nadie puede ofender a 
uno sin que sienta el otro la ofensa. 

Sin embargo, puede ser que al¬ 
guien diga con tristeza, empleando 
las palabras de Davit: “No es así 
mi casa para con Dios”, y llore 
sus esperanzas de felicidad per¬ 
didas. 

No nos compete discutir aquí las 
tristes raíces de amargura y disen¬ 
sión que, a veces, nacen entre ca¬ 
sados. Me limitaré a decir que es 
raro que esté la culpa toda de una 
parte. Afortunadamente, aunque 
se necesiten dos para armar una 
riña, uno solo puede acabar con 
ella. Además, la tarea de restable¬ 
cer la armonía interrumpida y la 
confianza perdida, no es cosa que 
se pueda hacer en un momento. Es 
necesario paciencia, tacto, toleran¬ 
cia, y un firme propósito, para, 
con la gracia de Dios, llegar a un 
resultado tan loable. 


MENSAJERO VALDENSE 


23 


A veces el disgusto es tan gran¬ 
de que .se llega a desesperar del 
restablecimiento de una paz com¬ 
pleta. Me bailaba un día sentado 
a la mesa con un venerable y fer¬ 
voroso cristiano y con su anciana 
compañera; y él me dijo, hablando 
de ella: ‘‘Hace ya cincuenta años 
que estamos casados y nunca ha 
habido un desacuerdo entre nos¬ 
otros”. Aún más, el ardiente amor 
de su mocedad había aumentado 
con los años. 

(Continuará). 


LA LIBERALIDAD CRISTIANA SEGUN EL 
APÓSTOL SAN PABLO 

En su ¡primera epístola a los Co¬ 
rintios, capít. XVI, vers. 2, San 
Pablo nos dice cuál debe ser la re¬ 
gla de oro parta nuestra liberali¬ 
dad. 

'¿'Quiénes son los que deben con¬ 
tribuir “para los santosf” Res¬ 
ponde el apóstol: “cada uno de 
vosotros...” Una iglesia, para pros¬ 
perar, debe ser sostenida por las 
contribuciones de todos sus miem¬ 
bros. 

¿Cuándo debemos dar? Cada 
primer día de la semana, es a de¬ 
cir, cada Domingo, que es el día 
consagrado por los apóstoles como 
día del Señor. Solamente una con¬ 
tribución regular y sistemática 
puede ser provechosai para una 
iglesia y beneficiosa para los do¬ 
nantes. 

¿lOuánto debemos dar? Cada 
uno... en el primer día de la sema¬ 
na, debe “guardar lo que por la 


bondad de Dios pudiere ”, esto es, 
debe dar según lo que haya recibi¬ 
do de Dios, en proporción de sus 
bienes, de sus riquezas. 

—Cuan las iglesias hayan com¬ 
prendido estos deberes, el proble¬ 
ma social quedará completamente 
resuelto; pero ¡cuán lejos estamos 
de ese ideal? Meditemos seriamen¬ 
te los consejos del apóstol Pablo, 
y tratemos de uniformarnos a la 
regla ele oro de la liberalidad cris¬ 
tiana trazada por >él a los Corin¬ 
tios, porque solamente entonces 
cumpliremos la ley de Cristo “so¬ 
brellevar las cargas los unos de los 
otros”, y ■ experimentaremos la 
verdad encerrada en estas pala¬ 
bras de Jesús: “Más bienaventu¬ 
rada cosa es dar que recibir”. 


DAS IMPRUDENCIAS QUE CO¬ 
METEMOS EN LA ALIMEN¬ 
TACION. 


En estos últimos tiempos se ha 
escrito mucho en lo que se refiere a 
las bebidas alcohólicas y sus efec¬ 
tos desastrosos sobre el organismo 
humano. ¿Pero no es también una 
realidad que personas que no to¬ 
man estos venenos pecan por otro 
lado? 

Tú no tomas ni vino iú cerveza 
y haces bien, pues “¿dónde hay 
dolor?, ¿dónde hay pelea?, ¿dón¬ 
de hay quejas?, ¿dónde heridas sin 
motivo?, ¿para quién los ojos en¬ 
cendidos? Para lots que se detie¬ 
nen junto al vino, para los que van 
buscando los licores compuestos. 
Prov. 23, 29 y 30. 








24 


MENSAJERO VALDENSE 


De manera que tú no tomas ¡be¬ 
bidas alcohólicas, ^pero no echas 
humo desde la mañana hasta la no¬ 
che como una chimenea? ¿No sabes 
que los efectos de la nicotina son 
más perjudiciales para el organis¬ 
mo que un poco de alcohol? ¿Y có¬ 
mo es el caso de los que condenan 
a los tomadores de cerveza, pero 
que, por el contrario, se tragan cu¬ 
charada tras cucharada, >du:rante¡ 
todo el año, medicamentos paten¬ 
tados que contienen del 20 al 50 o|o 
de alcohol, teniendo la cerveza na¬ 
da más que el 5 o|o? ¿No te conde¬ 
nas a ti mismo, al juzgar lo que tú 
haces ? 

Mucho podríamos decir respecto 
de lo que antecede, pero queremos 
tocar otro punto hoy, es decir: se 
peca más, hoy día, en el comer que 
en el tomar. En tanto que se afir¬ 
ma que el alcohol y el tabaco, par- _ 
ticularmente los fumadores de ci¬ 
garrillos, llenan nuestros manico¬ 
mios ; es por el otro lado también 
una gran verdad, que las malas 
combinaciones y los abusos en el 
comer, traen como consecuencia 
muchas enfermedades y aún en 
muchos casos la muerte. El cocine¬ 
ro y el químico sueñan día y noche 
con nuevas combinaciones alimen¬ 
ticias que pueden despertar el ape¬ 
tito de su cliente, y éste pregunta 
únicamente si le servido tiene buen 
gusto, seá lo iqiv s a. De lo que el 
estómago después ha >e con lo in¬ 
gerido no se preocupa. 

Séneca dijo en una ocasión: 

“No morimos, nos matamos”; y 
cuando Nerón le pidió un 'día la 
causa de todas las enfermedades, 


el filósofo le contestó: “que lo di¬ 
gan los cocineros”. 

No sé si es por costumbre o si 
queremos incluirnos entre las per¬ 
sonas de alta sociedad, pero lo cier¬ 
to es que en muchas ocasiones co¬ 
metemos chiquilladas en la ali¬ 
mentación. Se come tres o cuatro 
platos de carne, preparada de di¬ 
versas maneras con un poco de ver¬ 
dura, a lo que se agrega un poco 
de lechuga, pepinos u otra clase de 
ensalada, frutas, sopas para calen¬ 
tar al estómago; helados, agua con 
un poco de hielo, para refrescarlo; 
vino, para fortalecerlo; carne, pa¬ 
ra satisfacerlo; té o café, para 
asentar la comida y además se 
agregan otras cosas para compla¬ 
cerlo. La comida ha pasado pero 
su fin aún no ha llegado. ¿Qué ha¬ 
rá el estómago con semejante mez¬ 
colanza? Que se arregle como pue¬ 
da ¿verdad 1 ? 

¿ Cuál es el fin que se persigne 
con todas las combinaciones que se 
hacen con los alimentos? Según mi 
juicio, es el de seguir y seguir co¬ 
miendo sin apetito. 

A, Beskoiv. 

(Continuará ). 

“AMOR” ES LO QUE NECESI¬ 
TAN LOS MIEMBROS DE 
UNA IGLESIA . 


¿Qué es lo que debe reinar entre 
los miembros de una misma Igle¬ 
sia? El amor. ¿No nos ama Dios 
a todos igualmente? 



MENSAJERO VALDENSE 


Pues, si así es, todos, sin excep¬ 
ción, seremos iguales ante Dios, y 
entonces, ¿qué derecho tenemos pa¬ 
ra no amarnos todos igualmente? 
Absolutamente ninguno; nunca de¬ 
bemos pensar que únicamente los 
demás deben tener amor para con 
nosotros que pueden soportar todo 
lo que les hacemos, sea bueno o ma¬ 
lo, con la misma calma, con el ros¬ 
tro siempre alegre, con el mismo 
amor. 

Cuando Jesús vino al mundo no 
hizo ninguna excepción; 'no, dijo’ 
que unos debían sufrir y otros go¬ 
zar, sino que viviendo todos en co¬ 
munión nos amáramos mutua¬ 
mente. 

Siendo todos pecadores nos ve¬ 
mos igualmente tentados y para 
sobrellevar todos los reveses de es¬ 
te mundo necesitamos amarnos re¬ 
cíprocamente; porque del amor 
emanan todas las otras cualidades 
para el buen trato con nuestro pró¬ 
jimo, como ser: el compañerismo, 
la amabilidad, la generosidad. 

De esa manera veremos desapa¬ 
recer todos los actos malos y las 
costumbres feas, entre ellas so¬ 
bre todo la enemiga más grande 
que tenemos es la “envidia”, que 
no es sino una enfermedad moral, 
un ardiente deseo de rebajar a los 
demás. 

Siempre 3 ^ en todas partes vero 
mos al envidioso desmintiendo lo 
bueno que se atribuye a otra per¬ 
sona, con un verdadero sentimien¬ 
to de odio. 

En un buen cristiano que tiene 
como emblema el amor no son po¬ 
sibles todas estas cosas que reba¬ 
jan el concepto de su vida moral, 


u 

porque él ¡siempre tiene presente 
esta frase, que es tan pequeña, al 
parecer, pero que encierra algo in¬ 
finitamente grande: ‘ ‘ Dios es 

amor”. 

Amor es lo que necesitan los 
miembros de una Iglesia. 

C. P. Berlín. 


LA SOCIEDAD DE AUXILIOS 

hace saber al público que solicita 
la asistencia de las hermanas, las 
siguientes disposiciones: 

1. ° Por asistencia de parto con 
un máximum de nueve visitas pos¬ 
teriores y dos anteriores se cobra 
$ 20. Las visitas que se solicitan 
después de este tiempo se cobra¬ 
rán a razón de 50 centesimos ca¬ 
da una. 

Las señoras que se asisten en el 
Hogar de la Sociedad pagarán $ 5 
menos por la asistencia Obstétrica. 

Se considera un deber de honor 
que los que no pueden pagar la 
suma entera, se lo digan a la her¬ 
mana antes de la asistencia, indi¬ 
cando cuánto pagarán. Faltando a 
esta disposición no serán atendi¬ 
das por segunda vez. 

2. ° Por el cuidado de enfermos 
fuera del Hogar se cobrará $ 2 
diarios. 

3. ° Las inyecciones deberán abo¬ 
narse a razón de 30 centésimots ca¬ 
da una si se hacen en el Hogar 3 ^ 
50 si la hermana tiene que ir a la 
casa del paciente. 

4. ° Los masajes grandes se co¬ 
brarán a razón de $ 1 cada uno, los 
pequeños a 50 centésimos. 




MENSAJERO VALDENSE 


26 

5. ' Cuando las hermanas son lla¬ 
madas para cualquier consulta, 
etc., se cobrará 50 centesimos por 
cada visita. 

6 . " Toda persona que necesite a 
las hermanas deberá buscarlas y 
traerlas de vuelta en vehículo, en 
auto si es para 'distancias algo 
grandes, para ahorrar todo el tiem¬ 
po posible. 

Todos comprenderán que si se 
necesitan varias horas para visitar 
a una sola enferma, no se pueden 
atender a todas las que lo requie¬ 
ren. 

Esta disposición rige tanto pa¬ 
ra las socias como para los demás. 

7. " La tarifa para las enfermas 
que se asisten en el Hogar es de 
$ 2.50 diarios v si desean estar 
acompañadas por un miembro de 
su familia éste pagará $ 1.20. Las 
cuentas de médico y botica y el la¬ 
vado de la ropa propiedad de la 
paciente no entran en la pensión, 
sino que tendrán que ser abonados 
aparte. 

87 La pensión se cobra por se¬ 
mana •adelantada. Si la enferma/ 
saliese antes de este tiempo se le 
devolverá lo que abonó de más. 

9Ó Todos los precios contenidos 
en esta lista se entienden para las 
personas que no forman parte de 
esta Sociedad. 

10. Los miembros de la familia 
de una socia tienen derecho a un 
50 ojo de rebaja sobre los precios 
vigentes, mientras compartan el 
mismo hogar. Para los hijos de so¬ 
cias, menores de 15 años, la cuota 
es voluntaria. 

11. T ms sirvientes empleados en 


casa de una .socia también gozarán 
del descuento de un 50 ojo. 

12 . Para obtener cualquiera de 
las ventajas que tienen las socias 
sobre los que no lo son, se requiere 
haber sido miembro de la Socie¬ 
dad durante .seis meses por lo me¬ 
nos. 

13. Se ruega al público que al ha¬ 
cer la hermana la última visita se 
le entregue el importe total de la 
asistencia, para aliviar, en lo po¬ 
sible, el trabajo de las Tesoreras. 

Berta II. de Mischler , 
Presidenta. — Albi¬ 
na Kehy de Wirth, 
Secretaria. 


ARMONIA EN LA VIDA. .. 


¿Qué hacer para conseguir una 
vida armoniosa? Y, ante todo, ¿en 
qué consiste la armonía? 

La armonía es la preciosa flor 
que se abre sobre el árbol de la 
obediencia. No es una gracia so¬ 
brenatural, llovida del cielo, sino 
una lenta y fatigosa conquista. 

Para alcanzarla es necesario, 
primero, el respeto del orden de la 
vida. Cada cosa debe estar en su 
lugar: el cuerpo, en su lugar de 
humilde y gozoso servidor; en su 
lugar, la inteligencia, ávida de co¬ 
nocimientos; en su lugar, la ima¬ 
ginación, esa facultad preciosa que 
nos permite de contemplar, a lo 
lejos, la Tierra Prometida; en su 
lugar y función, el corazón, cuyo 
ritmo debe ser ritmo de amor; en 




MENSAJERO VALEENSE 


27 


su lugar y dignidad incontestable, 
la conciencia, esa voz de Dios en 
nosotros. 

Y ese orden no puede mantener¬ 
se sin disciplina. A veces, serán 
necesarios sacrificios para lograr¬ 
lo. Pero se imponen si queremos 
conservar la pureza e integridad 
de nuestras almas. 

Mas, guardémonos bien de creer 
que somos los solos artesanos de 
armonía en nuestra vida. Nos equi¬ 
vocaríamos gravemente. No se pue¬ 
de poner el orden en la vida, como 
en un salón, pues la armonía inte¬ 
rior es una cosa por demás precio¬ 
sa y compleja. Que lo queramos o 
no, somos solidales de los hombres 
y de los acontecimientos.*Tenemos 
que unir nuestro voz a la del co¬ 
ro: no podemos cantar “a solos”. 
Nuestro deber es de obrar, no ya 
individualmente sino solidaria¬ 
mente. Debemos sacrificar algunos 
de nuestros derechos, tomar nues¬ 
tro lugar en las filas, nuestro pues¬ 
to en el coro universal, renuncian¬ 
do a los efectos de nuestra voz, pa¬ 
ra no mirar sino al efecto general. 
Esta condición no es menos impor¬ 
tante que la primera, y podríamos 
llamarla : “él respeto del orden so¬ 
cial ’ 

Pero hay una tercera condición, 
que debemos observar, si quere¬ 
mos realizar la armonía en nues¬ 
tras vidais, y es la sumisión a la vo¬ 
luntad de Dios. La armonía es una 
obra que sobrepuja a nnestras 
fuerzas. Necesitamos de uno más 
grande que nosotros; necesitamos 
de Dios. El es el grande artista de 
nuestras vidas. Lejos de El, nos 
condenaríamos a quedar siempre 


desordenados y sin belleza. Que¬ 
rer lo que El quiere, mirar al fin 
que El nos propone, allí está todo 
el secreto de la armonía de la vi¬ 
da. Y eso es sencillo después que 
El se nos lia revelado en Jesu- 
Oristo, el nombre evocador de la 
belleza por excelencia. Dejémonos 
guiar, en todo tiempo y en toda 
circunstancia, por el espíritu de 
Aquél que dijo de sí mismo: 
“ Aprended de mí que soy manso y 
humilde de corazón; y hallar éié 
descanso para vuestras almas” 
(Mat. 11, 29). 

El que posee la armonía, crea la 
armonía. Un alma en paz, es ca¬ 
paz de pacificar el munido. En una 
familia es suficiente que haya una 
de aquellas almas, y, las demás 
vendrán, una tras otra, a ajustar 
su voz a la nota tónica dominante, 
lo mismo que en un coro. . . 

Y esta és nuestra misión magní¬ 
fica en el mundo: ser pacificado¬ 
res... “Bienaventurados los paci¬ 
ficadores : porque ellos serán lla¬ 
mados hijos de Dios” (Mateo: 
5, 9). 

(Adaptado del francés por Lévy 

Tron). 

De “Cahiers de Jeunesse”. 


LA RELIGION EN EE. UU. 


UNA GRAN CONFERENCIA 

Con la eficiencia y previsión ca¬ 
racterística a los estadouniden¬ 
ses, las autoridades influyentes de 



28 


MENSAJERO VALDENSE 


la vida eclesiástica de Norte 
América se están preparando pia¬ 
ra una gran conferencia religiosa 
que se celebrará en Washington en 
1924. Esta será probablemente la 
reunión religiosa más grande que 
se haya efectuado. Se llamará “Lia 
conferencia mundial de la fe y el 
orden”. 

Los proyectos para esta reunión 
se expusieron en la Convención 
General de la Iglesia Episcopal 
Protestante en 1910. Se decidió 
entonces que se nombraría una Co¬ 
misión de conjunto para conside¬ 
rar todas las cuestiones de fe y de 
orden, y que se pediría a todas las 
comunidades cristianas del mundo 
que se unieran para concertar la 
conferencia. Poco después se inau¬ 
guró el movimiento y se hicieron 
conocer sus objetos a otras sectas 
cristianas; las iglesias siguientes 
nombraron comisiones para con¬ 
sultar sobre los planes generales: 
iglesia Episcopal, Iglesia Congre- 
gacional, Discípulos de Cristo, 
Iglesia Presbiteriana, 'la A,lianza 
de las Iglesias Reformadas que 
tienen el sistema presbiteriano, la 
Iglesia Metodista Episcopal, la 
Convención Bautista del Norte y 
del Sud, la Iglesia Mor avia en Es¬ 
tados Ruidos, lia Provincia del 
Norte, la Iglesia Reformada, la 
Iglesia .--Evangélica Luterana (E. 
TI. A.), la Iglesia Presbiteriana 
Unida, Presbiterianos Reforma¬ 
dos, Bautistas Libres y la Iglesia 
de Inglaterra en el Canadá. Desde 
entonces las Iglesias Católicas del 
Este se han plegado al movimien¬ 
to, v éstas incluyen la Iglesia Ca¬ 
tólica Rusa, la Griega y Armenia. 


El propósito de la conferencia 
es permitir a varias comunidades 
cristianas el reunirse a considerar 
los puntos en que se diferencian. 
Se cree que una comparación de 
creencias puede conducir a una 
comprensión mutua en el futuro. 

Se manifiesta que la conferen¬ 
cia no tomará ninguna medida ofi¬ 
cial para efectuar una reunión en¬ 
tre los credos divergentes. Trata¬ 
rá de inspirar mayor unidad entre 
las comuniones. El doctor Guiller¬ 
mo T. Manning, el obispo episcopal 
protestante de Nueva York, lia 
vuelto recién de Wáshington, don¬ 
de obtuvo la promesa del presiden¬ 
te Harding de que él tendría la sa¬ 
tisfacción de pronunciar la alocu¬ 
ción de apertura. Aunque todavía 
faltan dos años para que la confe¬ 
rencia tenga lugar, ya se están 
iniciando Jlois trabajos preparato¬ 
rios en varias iglesias a través de 
Estados Unidos, y se espera que 
una concurrencia representativa de 
las iglesias de todas partes del 
mundo harán de la próxima con¬ 
ferencia la reunión religiosa más 
grande que registra la historia. La 
complacencia del presidente en 
pronunciar el discurso de inaugu¬ 
ración de 1a, conferencia y su san¬ 
ción de la unidad cristiana hacen 
esperar que darán un gran impul¬ 
so al movimiento del cual el doc¬ 
tor Manning ha sido el dirigente 
reconocido en este país. 

(De “Diario del Plata”). 



Mensajero valúense 


29 


ECOS DEL URUGUAY 


Llegó a ésta el señor Inspector 
de Treinta y Tres don Juan Pedro 
Gonnet, para pasar las vacaciones 
con su familia. Le desearnos todo 
el descanso que merece después de 
un año de labor. 

—El Subinspector señor Teó¬ 
filo Davyt, en virtud de hallarse en 
buen estado de salud, se ha dirigi¬ 
do al Consejo Nacional de Enseñan¬ 
za, solicitando se deje sin efecto la 
licencia de cinco meses por enfer¬ 
medad, con goce de sueldo, que úl-fl| 
tira ámente se le concedió de oficio.® 

—Nos visitó de Riachuelo el se-jB 
ñor Daniel Negrín acompañado de al 
su hijo Carlos, aventajado estu-Ji 
diante de B.er año y que es actual-® 
mente Presidente de la Unión M 
Cristiana de esta localidad. El se-j¡! 
ñor Bertón los acompañaba. Él 

—La señora Alicia Tourn de || 
Ricca pasa una temporada en casa f| 
de su padre don Merarí Tourn, con || 
el fin de fortalecer su salud algo 
delicada. 

—El hogar de los esposos Ricca- 
Peyronel ha sido visitado por una 
nueva nena. Formulamos votos 
por que esita nueva vida contribu¬ 
ya poderosamente al progreso del 
lien. 

— Los jóvenes estudiantes Emi¬ 
lio Andréon, Máximo Gonnet, Víc¬ 
tor Armand Ugón y Adolfo Ro- 
land pasan sus vacaciones entre 
nosotros. Feliz temporada a todos. 

— Los exámenes del Liceo fue¬ 
ron satisfactorios a pesar de la 
severidad de la mesa examinadora. 
Próximamente irán más detalles. 


—Hállanse en ésta los alféreces 
Breeze y los ayudantes Nelson. 

—El alférez Salvany predicó en 
‘ ‘ Centro ’ ’ y dirigió en el monte de 
eucaliptos del señor Rével una her¬ 
mosa reunión. Siguió viaje a Mi- 
guelete y Lavalle. Mjuy agradecidos 
a la visita ele este valiente salva- 
cionista, le deseamos buenos resul¬ 
tados en su jira de colecta. 

—En la Paz se realizó una inte¬ 
resante fiesta del árbol ele Navidad. 
Hubo muchas recitaciones, cantos 
y varios cuadros plásticos. Mucha 
concurrencia asistió a ese acto. 
Sentimos no tener el programa pa¬ 
ra publicarlo. 

—Rindieron su examen con éxi¬ 
to satisfactorio los catecúmenos 
Berta Lageard y Germán Becuna. 

—Hállase algo indispuesto el ni- 
ñito menor del apreciable maestro 
don Santiago Gonnet. Nuestros 
mejores votos de mejoría. 

Colonia Cosmopolita. — En el 
curso de diciembre último fueron 
admitidos, a más de los catecúme¬ 
nos de ésta que hicieran su examen 
en octubre, los siguientes jóvenes 
de Barker, instruidos por el maes¬ 
tro don Luis Perrou: Alina Lau- 
taret, Magdalena Robert, Alina 
Susana Bonjour, Ana Rivoir, San- 
tina Lautaret, Pablo Bernabé Bon¬ 
jour y José Amador Bonjour. Die¬ 
ron examen el 7 de diciembre y 
fueron admitidos en la Iglesia el 
4." Domingo. 

—En Artilleros fueron recibidos 
el 5.° domingo: Josefina Charbon- 
níer, Felicia Margarita Pilón, Leo- 
nía Tourn, María Margarita Salo¬ 
món, Victoria Gardiol, María Inés 
Romau, Eduardo Oscar Gonnet y 



30 


MENSAJERO VALDENSE 


Juan Esteban Bertin, cuyo examen 
había sido aprobado el día 9 de 
diciembre. 

— La fiesta de Navidad para la 
Escuela Dominical se llevó a cabo 
en ésta la tarde del día 25. Se re¬ 
citaron 15 poesías, que fueron 
aplaudidas por el numeroso pú¬ 
blico. Un pequeño coro, formado 
en ¡su mayoría por los monitores 
de la Escuela, y dirigido por el se¬ 
ñor Ernesto Pons, cantó dos him¬ 
nos : ‘‘Tú dejaste tu trono”... y 
“De sus alas al calor...”, mientras 
los alumnos intercalaron sus reci¬ 
taciones con otros cinco himnos de 
nuestra colección. Después de la 
distribución de regalitos a los 
alumnos y de una bolsita de dul¬ 
ces a todos los niños presentes, la 
concurrencia pasó aún un par de 
horas a la sombra de los eucalip¬ 
tos, alegrada por los juegos de los 
niños. — E. B. 

Riachuelo. — Se efectuó, en es¬ 
ta una bella fiesta del “Arbol de 
Navidad” con varios cantos y re¬ 
citaciones. Todos los que tomaron 
parte en esta fiesta lo hicieron con 
corrección. El venerable pastor 
Bounous presidió este simpático 
acto y todos quedaron muy agra¬ 
decidos a esa deferencia del apre¬ 
ciado pastor Bonnous. 

El alférez Salvany dirigió una 
reunión^entre nosotros, con esa 
convicción y sinceridad que le son 
peculiares. Esperamos que sus pa¬ 
labras no serán vanas. 


ECOS DE LA ARGENTINA 


Colonia Iris (Jacinto Arauz).— 
Fallecimiento: En nuestro número 
anterior anunciábamos que núes 
tra hermana doña Josefina D. de 
Rivoir tendría que ser trasladada 
a la Capital Federal, y así fue. 
Pero ai llegar a Bahía Blanca, el 
23 de diciembre, ¡su estado de sa¬ 
lud empeoró, y, en las primeras 
horas del 2 de este mes, después 
de terribles sufrimientos, partía 
para la Patria mejor. Había veni¬ 
do de Rorá (Valles Valdenses), a 
los 25 años, en seguida después de 
casada, y tenía 67 cuando a Dios 
plugo llamarla a Sí. 

Durante su larga y dolorosa en¬ 
fermedad fué atendida continua¬ 
mente por su esposo y sus hijos, y, 
en sus últimos momentos, fué asis¬ 
tida por el pastor metodista señor 
Ismael Vago, quien presidió tam¬ 
bién el acto religioso ¡en el cemen¬ 
terio de aquella ciudad. 

Expresamos a su esposo don 
Carlos Rivoir y a sus hijos Caro¬ 
lina, José, Victorina, Paulina, Ra¬ 
faela y Felicia, nuestro vivo pésa¬ 
me y nuestra profunda simpatía 
cristiana. 

Con motivo del fallecimiento de 
su suegra vino del Uruguay el se¬ 
ñor Enrique Gonnet-Peyrot junto 
con su señora doña Rafaela. 

—Murió de muerte repentina en 
Saliqueló, el señor Emilio Conte 
Granel, hermano de don Basilio, 
quien se trasladó inmediatamente 
a ésa acompañado por su señora 
doña Hilda Costabel. Expresarnos 
a los deudos nuestro vivo senti¬ 
miento en esa prueba. 



mensajero valdense 


81 


Villa Alba. —Estuvo gravemen¬ 
te enferma de tifus la niña Delia 
Pontet, de don David, pero añora 
está fuera de peligro. 

Villa Ibis. — La señorita Celvia 
Tourn fué lastimada gravemente 
en una. pierna por un alambre de 
púas, y tuvo que someterse a las 
más dolorosas operaciones quirúr¬ 
gicas. Atendida con mucha atención 
por el doctor Gambirassi, fué lue¬ 
go trasladada al Sanatorio Moder¬ 
no de Bahía Blanca y las últimas 
noticias recibidas son muy alenta¬ 
doras. Parece que la pierna herida 
puede salvarse. 

La Mascota (F. C. S.). — Falle¬ 
cimiento : Después de larga enfer¬ 
medad, el 31 de diciembre ppdo., 
dejaba de existir el señor Francis¬ 
co Grill, a la edad de 53 años. Du¬ 
rante su enfermedad fué visitado 
por el pastor Grimson, de la Igle¬ 
sia Metodista de Babia Blanca. 
Expresamos a la viuda, doña Ma¬ 
ría Dalmás, a los hijos y a los her¬ 
manos y hermanas, nuestra profun¬ 
da simpatía en su duelo. 

■San Carlos Sud. — La seño¬ 
ra de don Pablo D. Gardiol 'está 
fuera de pelibro y en vías de per¬ 
fecto restablecimiento ¡Alabado 
sea Dios! 

C habata (Oh acó). — Casami e n t o. 
— El día 25 de noviembre ppdo., 
el señor Francisco Traverso (Lijo 
de don Luis), contrajo enlace con 
la señorita Marcelina Rodríguez. 
Nuestros augurios de felicidad. 

— Este año por primera vez los 
colonos han sembrado lino, y el 
experimento ha dado un resultado 
satisfactorio, así que el año próxi¬ 
mo, sembrarán mucho más. Este 


año se sembraron 3,000 hectáreas, 
pero, el año venidero, los colonos 
sembrarán más de 20,000. Nuestro 
corresponsal nos escribe que él 
sembró tres bolsas cosidas de ex¬ 
portación y cosechó cuarenta y cin- ' 
co bolsas, “aunque las langostas 
lo hayan atrasado mucho”. Los 
maizales están lindos y los manita- 
les también. 

Venado Tuerto.— Fallecimiento. 
—El 17 de diciembre ppdo., a la 
edad de 37 años, fallecía, en el 
Hospital Italiano de Rosario San¬ 
ta Fe, la señora Luisa Baridórn 
de Richard Francisco, después de 
una prolongada y penosa enfer¬ 
medad de más de tres meses con¬ 
secutivos. Nos escribe el hermano 
Antonio Selle, que la asistió en los 
últimos días de su vida terrestre, 
que “murió gustando oir hablar del 
•Señor”. Ciertamente se habrá ido 
a estar con El “que es mucho me¬ 
jor” y esto debe ser un bálsamo 
para el esposo y un estímulo para 
los cuatro pequeñuelos que han 
quedado huérfanos. Que el Señor 
dé al marido afligido y demás deu¬ 
dos las gracia de ver cuál es la di¬ 
rección a seguir después de los 
acontecimientos acaecidos y que 
todos podamos asumir una actitud 
eu armonía con la voluntad del Se¬ 
ñor. 

' Los restos de nuestra hermana 
fueron depositados en el cemente¬ 
rio protestante de aquella ciudad, 
y el servicio fúnebre fué dirigido 
por nuestro apreciado hermano 
Antonio Selle. Asistieron al entie¬ 
rro las siguientes familias: Selle, 
Mieol, Muzzio, Ferretti, Tobler, 
Kholer y Richard. 


32 


MENSAJERO vaLdeñs'é 


PERMANENTE 

A nuestros lectores y corresponsales 

Al señor Lévy Tron, Director 
del periódico (Jacinto Aráuz, F. 
C. P., Rep. Argentina), envíense 
los artículos editoriales y las noti¬ 
cias de la Argentina y del extran¬ 
jero. 


Al señor Ernesto Tron, Redac¬ 
tor del periódico (Colonia Valden- 
se } Uruguay), envíense los artícu¬ 
los editoriales y las noticias del 
Uruguay, de modo que lleguen a 
Colonia Valdense antes del 10 y 
del 25 de cada mes para que pue. 
dan publicarse . 

El Director. 


SE VENDEN dos fracciones de terreno situadas en Colonia 
San Pedro, compuestas de 51 hectáreas la I a y de 49 la 2. a . La 
primera tiene una espléndida población recién construida, dos galpo¬ 
nes de zinc, sótano, molino, varios bebederos, arboleda y un monte 
de unos 3,000 eucaliptos. La segunda tiene aguada permanente, buenos 
alambrados y un monte de sauces y mimbres de unas 12,000 plantas. 

Doy facilidades de pago, con un interés módico 

Tratar con DANIEL CONSTANTINO Colonia San Pedro 


CASA BARRETO de Antonio s. barbeto 

Sección Cereales: 

Hace contratos de compras de los siguientes granos, para la cosecha de 
año 1923, a los precios de: 

Los 100 kilos 

Trigo.a $ 5.70 

Lino.» » 5.70 

Avena.» » 4.70 

Alpiste.» » 7.00 

Maíz.. . . » » 2.70 

Estos precios, se entiende, levantar libre de todo gasto para el productor, 
de bolsa y flete. 

Trigos y demás granos, hacer el precio dentro de los meses : 


Febrero hasta 

el 

28 de 

1923 . 

. $ 

1.25 

menos 

de 

Plaza, 

» 

libre 

de bolsa 

Marzo 

» 

» 

30 

* 

1923 . 

. » 

1.30 

» 

» 


3> 

» 

Abril ^ 


» 

30 


1923 . 

. ¿ 

1.35 

¡> 

» 

» 


» » 

Mayo 

» 


30 

» 

1923 . 

» 

1 40 

» 

» 

» 


» » 

Junio 

» 

» 

30 

» 

1923 . 

. » 

1.45 

» 

» 

» 

J> 

» 

» 

Julio 

» 

» 

30 

» 

1923 . 

. » 

1.50 

» 

» 

2> 

» 

» » 

Agosto 

» 

» 

30 

» 

1923 . 


1 52 

> 

» 

2> 

» 

» » 

Setiembre 

» 

» 

30 

» 

1923 . 


1.54 

:» 


$ 



» 

Octubre 

» 

» 

30 


1923 . 

» 

1.56 

» 

2> 


» 


» 

Noviembre 

» 

s> 

30 

» 

1923, . 

. » 

1.58 






» 

Diciembre 



15 


1923 . 

. » 

1.60 

» 



2> 

3> 

» 


Estos frutos son puestos en Depósito, libre de bolsa para el remitente y 
flete por cuenta de él o puestos en Estación Colonia Suizaa, de la misma form a . 
















VENDO UN AUTO FOIVD 

recientemente ajustado y en marcha, 
por la ínfima cantidad de $ 850. 

C. Valdense - Umberlo llicca 


JULIETA A. PONS 

CIKUJANO DENTISTA 

Consultas de 9 a 12 v de 14 a 17 

Intendente Suárez esquina 18 de Julio 
COLONIA 


VICTORINA BERTON MALAN. — 

Sombreros, confecciones y bordados 
a máquina. COLONIA VALDENSE. 


VER PARA CREER.—En la 
Sastrería y Ropería de Francisco 
M. Ribeiro y C. a , Nueva Helvecia, 
frente al consultorio del Dr. Jour- 
dan, se confeccionan trajes en Casi¬ 
mires Nacionales y Extranjeros, ul¬ 
tima moda, a precios increíbles, y 
se liquida Ropería para todas eda¬ 
des y gustos. 

Dr. SAMUEL BERTON 

Ofrece sus servicios profesionales 
COLONIA 

CLOTILDE Y ALINA ARTES,— 
Confecciones, sombreros, ro¬ 
pa blanca, bordados a máquina 
y a mano, flores artificiales, etc. 
—Colonia Valdense. 


FARMACIA “NUEVA HELVECIA’’ 

1>I0 E2vdITv£^. TOT3"IE£ID^-2>T Farmacéutica 

Surtido completo en drogas y productos químicos. — Está atendida personal¬ 
mente por su propietaria.— NUEVA HELVECIA. 


CASA FRIDOLIN WIRTH 


¡OJO! Vende el afamado aceite .LIBERTAD, para comer, 
con 3,000 pesos en premios. Grandes rebajas en artículos de 
juguetería, adornos para árbol de navidad y regalos para niños 
en general. Venta de textos religiosos, biblias, testamentos, 
tarjetas, álbumes, poesías y para retratos desde 0.50 cts.; libros 
y útiles para colegios en general, etc. Vidrios ? pintura y cal blan¬ 
queo extra. Veneno Triunfo y arsénico para destruir hormi¬ 
gas, muy bueno. Recibe constantemente artículos nuevos. 

Consulte precios y ganará dinero. 


A 


COLONIA SUIZA. 


Teléfono 12 A. 


El Cuartel Reinal i Ejército fle Salí 

das en el «Hogar de Marineros», para familias o personas solas, cobrando sólo 1.50 
por día por persona: se ofrece para visitar a los enfermos que se asisten en los Hos¬ 
pitales y enviar noticias a las familias que lo soliciten: así como esperar en la Esta¬ 
ción Central, en uniformo, a todos los que lo pidan. - Mayor D. E Thomas. 


















HOTEL AMERICA 

I>JE 

-JOSÉ FAIUZZA-^ 

«Rendez-vous» de Valdenses 

LIMA 1502, ESQUINA PAVON 1092 
BUENOS AIRES 


Carlos A. Garcüol 

CIRUJANO DENTISTA 

Abrió sn consultorio contiguo a la 
Farmacia « Luis Dreyer ». 

NUEVA HELVECIA 


“CASA SUIZA” 

TIENDA Y MERCERIA 

DE 

HODEL & HELBmi; 

NUEVA HELVECIA 

Completo surtido en los ramos. 
— Grandes novedades en géneros para 
vestidos. Vengalinas estampadas, bor¬ 
dadas y lisas, voilés bordados, sargas, 
gabardinas, foulares, etc., etc. Gran 
surtido en camisetas, percales, cefires, 
telas brasilianas y ritortos. 

Precios sumamente bajos 


QQ 


53 


Tienda, Sastrería, Ropería, Mercería, Bazar.— NUEVA HELVECIA 

Números premiados en el sorteo de « LA PALMA verificado el 30 de 
Diciembre de 1922, en combinación con la Lotería del Hospital de Caridad 
4412,4936, 1221, 1898,2074,2106, 2107,3382,3706,3838,3933,5159,5493 
5976, 6673, 6954, 7239, 7287, 9192.9337, 9371, 9828, 9857, 10332, 10718,10816 
11054, 13318, 13339, 13,830, 14095, 142 ¡3, 15102, 15575, 15900, 16278, 16444, 
16551, 16679, 17320, 17589, 19769, 19860, 20053,20333, 20530, 20685, 20702, 
20803,20942,2440,2685, 4340, 4963, 5 ¡89, 8025, 8079, 81 20, 8462, 11748, 
11849, 12563, 13603, 14315, 15402, 15584, 16247, 17568, 19165, 20354, 8677, 
15121,15366, 15532, 16739, 17003, 1 .730. 18334, 19033, 20391, 15846, 2584, 
2128, 3395, 8790, 19636,, 20595, 5545, 9178, 10357. 


ARSENICO ALEMAN “SILESIA” 

, | - - — —ap— q— b— aa— —— —.. -- — — —— a —— ■■■■ 

EF veneno más eficaz para destruir los hormigueros. Especialidad en la fabrica¬ 
ción de tachos para queserías y todo lo necesario para las mismas. 

Hojalatería, Ferretería, Bazar y Juguetería 

ds LEONARDO BECIv 

AI lado de la imprenta «Colonia Suiza». NUEVA HELVECIA 




Sucursal NUEVA HELVECIA 
CASA CENTRAL EN MONTEVIDEO: Calle Zabala e*.q. Cerrito 

Capital autorizado. 


integrado 


$ 25.000.000,00 
» 18.683.340,24 


Cinco Agencias distribuidas en la ciudad de Montevideo v 34 su- 

o 

cúrsales en el interior de la República.